¿Y la Industria de la Belleza? El Papel del Maquillista y el COVID-19

Con la llegada del Covid-19 todos nos hemos tenido que ajustar a una nueva forma de vivir. El estilo de vida que llevábamos antes, por el momento, es imposible de llevar a cabo: hay reglas más estrictas en cuanto a higiene y convivencia.

Debido al SARS- CoV-2, todas las industrias se han visto afectadas, hay cambios y se han impuesto reglas, ahora indispensables, para cumplir con las leyes y órdenes del gobierno. Una de las industrias que realmente se ha visto afectada y casi no se menciona es la de la belleza, en específico: el maquillaje. En plena temporada de bodas y fiestas de graduaciones nos tocó la cuarentena, por lo que a varios nos cancelaron eventos y ni siquiera la oportunidad de maquillar a nuevas clientas tuvimos.

Los maquillistas nos vimos forzados a cerrar el telón por miedo a infectarnos e infectar a nuestros clientes. En México, escuelas de maquillaje reconocidas se dieron a la tarea de cancelar las clases presenciales y terminar los diplomados y cursos de forma online. Asimismo, se tuvieron que ajustar y ofrecer a sus clientes nuevos cursos de protocolos de higiene. Todo esto con tal de que los maquillistas sigamos generando ingresos en tiempos de pandemia.

Hace un mes tuve la oportunidad de tomar una certificación en normativas y protocolos de higiene para profesionales de la belleza y el maquillaje. En él se tocaron varios aspectos, desde cómo mantener tu kit de maquillaje hasta cómo debe ser el trato hacia los clientes, ya sea en un salón de belleza o en la comodidad de tu casa o la del cliente.

A todo esto, ¿qué tan grande es el cambio?

Si algo recuerdo perfectamente en la formación de maquillista profesional era que la regla #1 es siempre tener tu material limpio y desinfectado. Jamás se debe de llevar brochas sin lavar al trabajo, sin importar que vayas a usar las mismas brochas con la misma persona, deben estar impecables. Recordemos que una herramienta o producto sucio y sin desinfectar puede causar problemas o infecciones en la piel de nuestros clientes.

En un curso de Maquillaje.

Esta regla con el Covid-19 no cambia, al contrario, se vuelve mil veces más importante. Ahora no sólo hay que lavar y desinfectar, ahora hay que seguir 4 pasos:

  • Limpieza: quitas todo tipo de residuos visibles, con esto logras remover contaminación microbiana. La puedes realizar con agua y jabón (neutro y enzimático de preferencia).
  • Esterilización: Aquí es cuando ya sea por calor o radiación mueren las bacterias, hongos y virus.
  • Antisepsia: Sirve para destruir todos esos microorganismos que puedan causar infecciones cutáneas.
  • Sanitizar: Método parecido a la desinfección pero su efecto es menos radical. Tiene como objetivo reducir enfermedades (este paso lo puedes hacer al rociar un poco de alcohol isopropílico en tus brochas y productos, no es dañino pero úsalo con precaución).

Tampoco hay que olvidar algo básico: a) lavarte las manos, nunca debes maquillar con las manos sucias y ahora menos que nunca. Y b) que los materiales también se pueden desinfectar, como las sombras, labiales, máscara de pestañas, entre otros (no olvidemos que para ciertos productos es mejor utilizar desechables o una espátula).

Manos a la obra… ¿qué medidas debo tomar para maquillar a mi cliente?

Ahora que ha quedado claro que nuestras manos y material deben estar impecables y desinfectados debemos tener en mente las nuevas reglas que hasta MAC Cosmetics ha hecho indispensables: una muy importante es la nueva política en la que por nada del mundo debes de tocar la cara de tus clientes. Así es, el contacto con el cliente jamás se había vuelto tan distante. Se recomienda de preferencia hacer una cita antes vía llamada telefónica o por video para platicar con tu cliente acerca del maquillaje y las nuevas medidas para realizar un servicio. Además de que al momento de realizar tu trabajo evitar platicar con tu cliente (esto para prevenir que haya partículas en el aire).

También se recomienda limpiar, esterilizar y sanitizar tu espacio de trabajo antes y después de maquillar. Así como llevar cubrebocas, careta, llevar el cabello recogido, no usar uñas largas o postizas, accesorios e incluso tú, como maquillista, maquillarte al mínimo.

Pero, ¿realmente cambió la industria?

En fin, viéndolo todo en retrospectiva, las reglas de maquillaje no cambiaron, al contrario, evolucionaron y se han vuelto más estrictas. Se pide más cuidado por parte de los maquillistas, quienes en ocasiones podemos caer en errores de limpieza de brochas, también se pide a los clientes ser cuidadosos.

El Coronavirus va a seguir afectando por un buen rato, al menos hasta que exista una cura o vacuna no va a parar. La industria del maquillaje probablemente seguirá luchando ya que los eventos masivos como bodas, graduaciones, fiestas o festivales, por el momento, no se pueden realizar. Lo único que nos queda es buscar soluciones y seguir preparándonos para lo que viene.

Todos estos cambios se realizan con el propósito de brindarle confianza y, lo más importante, seguridad a nuestros clientes. Por esto es indispensable acatar absolutamente todas las reglas y medidas de prevención. Todo para que podamos seguir llevando a cabo nuestro arte sin perjudicar aún más la situación actual por la que pasa el mundo.

¿Tienes alguna duda o hay algún tema del que quieras que hable? Contáctame.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.